Isla de Pascua

La isla de Pascua es uno de los lugares más aislados del mundo. Se encuentra sola en el Océano Pacífico. Si decides hacer un crucero en Isla de Pascua puedes tardar unos 5 días. Más de 5 horas en un avión para llegar a la Isla de Pascua si vamos desde Chile, quién tiene la propiedad de la isla.

Conocido como el Rapa Nui, los primeros habitantes encontraron una isla boscosa con gran cantidad de aves y vida marina para poder alimentarse. Los primeros habitantes prosperaron y en algún momento comenzaron a tallar los moai.

Como era de esperar, la población creció y los recursos disminuyeron. Todo esto contribuyó a que los habitantes de la isla se volvieron más violentos. Las guerras estallaron. Muchos Moai fueron derribados y la gente recurrió al canibalismo.

Tras años de abandono de la isla, la llegada de los europeos y comerciantes de esclavos. La isla quedó prácticamente inhabitada y los que quedaron fueron reducidos por los misioneros. Afortunadamente, la situación años después se normalizó. Los Moai son ahora la principal via de ingresos de esta isla y sus habitantes. Convirtiéndo la Isla de Pascua en un monumento emblemático ya de por si.

Crucero en Isla de Pascua

El crucero en isla de Pascua es una actividad muy recomendable. Puede verse que empiezan a crecer los árboles. Tal vez dentro de unos cientos de años la isla pueda ser un reflejo de lo que antiguamente fue.

Cuando ves los Moais en la costa en perfecta formación te das cuenta de lo increible que debió ser tallar todo eso desde el cráter y trasladarlo a tierra firme con los recursos de la época.

Es curioso que en medio del mar hay una roca que según la perspectiva parece una cabeza como la de los Moai. Parece que el mar esculpió esta obra de arte natural.

La isla de Pascua cuenta una historia a través de los Moai. Ellos en silencio son testigo de todos los cambios de la isla. Manteniéndose siempre firmes y en pie.